Tom ‘dos currys’ Cruise nos muestra cómo se hace para comer dos pollos seguidos repletos de un buen curry

Comparte y dale Like

Tom Cruise no sólo se toma un pollo tikka masala cuando va a Birmingham, sino que se toma otro inmediatamente después. ¿Ha habido alguna vez un hombre que haya estado más a la altura de la marca?

Cuando Tom Cruise se compromete con algo, se compromete. Cuando en Misión Imposible le pedían que trepara por el exterior del edificio más alto del mundo, realmente trepó por el exterior del edificio más alto del mundo.

Cuando Collateral le pidió que se convirtiera en un asesino invisible, se convirtió temporalmente en un conductor de FedEx para aprender a ser anónimo. Cuando se enamoró de Katie Holmes, lo hizo con tal intensidad de salto de sofá que descarriló su carrera durante media década.

Así que cuando Tom Cruise fue a Birmingham a comer curry, realmente fue a Birmingham a comer curry. Lo hizo con el mismo vigor con el que conduce motos o salta de aviones o grita a los miembros de la tripulación por no seguir los protocolos de seguridad del Covid.

El restaurante indio Asha’s tuiteó: “Fue un placer absoluto dar la bienvenida a Tom Cruise a Asha’s Birmingham ayer por la noche”, añadiendo que “Tom pidió nuestro famoso Chicken Tikka Masala y lo disfrutó tanto que, en cuanto terminó, lo volvió a pedir – un gran cumplido”.

Fue un absoluto placer dar la bienvenida a Tom Cruise a Asha’s Birmingham ayer por la noche
Tom pidió nuestro famoso Pollo Tikka Masala y le gustó tanto que, en cuanto terminó, volvió a pedirlo.

¡Qué hombre! ¿No ha disfrutado todo el mundo, en un momento u otro, de una comida tanto que ha deseado poder volver a comerla?

La diferencia entre nosotros y Tom Cruise es que, en última instancia, somos débiles. Cuando terminamos de comer un curry, no pedimos inmediatamente un segundo curry, por varias razones.

Quizá estemos llenos. Quizás no queremos estar despiertos toda la noche con dolor de barriga. Tal vez tememos el desconcierto del camarero cuando, al preguntarnos casualmente si queremos algo más hacia el final de la comida, ladramos: “Una porción más de todo lo que acabo de comer, lo más rápido posible, por favor”.

Esto se debe a que estamos limitados por las expectativas que la sociedad tiene de nosotros. Pero Tom Cruise vive al margen de estas expectativas. Es un verdadero espíritu libre, sin el peso de las convenciones que ahogan a todos los demás seres humanos de la Tierra.

Es una brizna de polvo de estrellas que sopla en una nebulosa estéril. Se eleva mientras nosotros tropezamos. Él, y esto no puede ser exagerado, come dos currys seguidos a veces.

Claro, puedes cuestionar sus motivos si quieres. Al fin y al cabo, Tom Cruise no ha conseguido mantenerse en la vanguardia del cine durante tanto tiempo sin estar al tanto de las tendencias actuales.

Cuando el gusto del público se decantó por el cine independiente en los años 90, se unió a Paul Thomas Anderson. Cuando la gente se cansó de su intensa sinceridad, pivotó hacia la comedia. Y ahora que la gran tendencia de Hollywood es que las estrellas se fotografíen comiendo curry en restaurantes británicos, obviamente también lo hará.

Hace apenas tres semanas, Asma Khan -fundadora del restaurante londinense Darjeeling Express- se hizo viral al tuitear una foto de Paul Rudd y Dan Levy disfrutando de sus platos.

Rudd ya había comido allí anteriormente, y lo disfrutó tanto que quiso llevar a sus famosos amigos. Lo cual es bonito, pero te darás cuenta de que Rudd y Levy sólo pidieron un curry cada uno. Tom Cruise, en cambio, pidió dos currys. Pidió un curry, y justo después pidió otro.

El mensaje parece estar claro. Paul Rudd puede ser un Vengador, pero también es un viajante. Un curry de una sola noche. No como Tom Cruise.

Tom Cruise es un peso pesado. Tom Cruise se comió dos currys. Rudd ahora tiene que elegir: o vuelve a Darjeeling Express y se come tres currys seguidos, o tiene que cortarse los testículos y presentárselos a Tom Cruise en un estuche con joyas. Lo siento Paul, pero yo no hago las reglas. Tom Cruise hace las reglas.

Pronto volverá a Asha’s. Por supuesto que lo hará, porque Tom Cruise nunca hace nada a medias.

Es un hombre que, cuando come un pastel que le gusta, se lo envía a todos los que conoce, cada Navidad.

Incluso a gente que no conoce. Incluso a los periodistas que llevan cerca de un año abusando de su posición pidiendo abiertamente un pastel.

Se acerca la Navidad, Tom. Si tuvieras agallas, me enviarías dos.

Por: Stuart Heritage
Traducido de: theguardian.com

También puede leer:

+ posts

Lo maravilloso de Internet es que, como en ningún otro período de la historia, democratizó el acceso a la información y la cultura. Hoy, cualquiera puede gratuitamente educarse o acceder a una búsqueda ilimitada de conocimiento.

Aquí le traeremos todo tipo de información que circula en la red sobre política, salud, deportes, economía, entretenimiento, ciencia, tecnología y un largo etcétera de temas en todos los renglones del saber.

En una gran proporción vendrá de diferentes medios de comunicación independientes y alternativos de habla inglesa, traducidos por nosotros de una manera libre pero fidedigna.

Respetamos escrupulosamente los derechos de autor, por lo que todas las notas indican fielmente quiénes son sus autores y de dónde fueron tomadas.

Suscríbase
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Guillermo Realphe F.
Guillermo Realphe F.
4 meses de publicado

Tampoco es para tanto. Pobre estómago