Patricia Ariza, directora del Festival Mujeres en Escena por la Paz: “Nosotros no vivimos del teatro, vivimos para el teatro”

Comparte y dale Like
Por: Oli Uribe

En junio de 1966, Patricia Ariza junto con Santiago García y otros locos por el teatro, fundaron lo que posteriormente se llamó el Teatro La Candelaria. A muchos los absorbió la televisión, pero Ariza siguió fiel a sus orígenes, fundando incluso la Corporación Colombiana de Teatro.

En esa época, quién esto escribe tenía 11 años; hoy es un viejo con pocas ilusiones, mientras Patricia sigue liderando con la misma juventud de hace 55 años, uno de los proyectos culturales más longevos de la historia teatral colombiana.

Ariza es igualmente fundadora del Festival Mujeres en Escena por la Paz, un festival que lleva 30 años ininterrumpidos luchando por presentar en la escena bogotana, lo mejor del teatro capitalino, colombiano e internacional, con destacados grupos invitados de Argentina, Chile, Portugal, España, India, Brasil, Japón, Francia, Estados Unidos, Australia, Dinamarca y México.

La dramaturga colombiana no tiene dudas a qué debe la vital longevidad de la que hace gala: “la creatividad, el arte, el teatro. Ese es el secreto para todo”, dice con absoluta convicción.

Obra: Quarteto Da Alba 2.0. Grupo: Lendias D’Encantar. País: Portugal. Sala: Seki Sano. Hora: 6:00 p.m. Duración: 60 minutos. Boletería: Corporación Colombiana de Teatro

Como con la vida, la pandemia casi acaba con el teatro

Uno de los sectores a quién más golpeó la pandemia fue al arte y entre ellos, los teatreros, sin lugar a dudas ha sido uno de los más golpeados.  ¿Cómo han podido soportar este año y medio largo que llevamos, cómo han podido sobrevivir?

“Ha sido muy difícil sobrevivir. En otros países ha habido como unas medidas de emergencia del gobierno frente a las artes. En particular, de todas las artes, el más afectado durante la pandemia ha sido el teatro, porque el teatro es fundamentalmente presencial; entonces ha sido muy difícil, muy duro, no hemos encontrado una corresponsabilidad importante en el gobierno nacional. Entonces eso ha hecho las cosas más difíciles.

“Sin embargo, no nos hemos detenido, hemos seguido creando tanto La Candelaria como la Corporación. En estos momentos estamos en el Festival de Mujeres por la Paz y los grupos, ahora que es tan reciente la apertura de los teatros, han encontrado todos los aforos llenos. Hay gente que se ha quedado por fuera. Entonces, no era solo para los artistas los que necesitábamos hacer teatro, sino que también el público necesitaba el teatro, como la vida.”

En Colombia, ¿si hay un público grande que asiste al teatro? O es una lucha muy fuerte para que el pueblo entienda las virtudes del arte, y de las artes escénicas, específicamente. O sencillamente hay un público grande cautivo que va siempre a las obras.

“Pues en Colombia, digamos, hay un movimiento teatral importante. Sería que hubiera más salas independientes, que hubiera más grupos… lo que pasa es que todos no son lo suficientemente reconocidos.

“De todos modos, nosotros hemos sido los primeros sorprendidos con la cantidad de gente, que después de la pandemia, está asistiendo al teatro. En este momento todas las salas están llenas y también desde antes con las obras que estrenamos en las temporadas regulares. A pesar de que tenemos menos aforos, todo está lleno.

Taller: Entrenamiento Corporal y Presencia Escénica. Maestra: Bea Insa. País: España. Fechas: 13, 14 y 15 de agosto. Sala: Auditorio Plaza La Concordia. Hora: 2:00 p.m. a 5:30 p.m. Duración: 10 horas. Cupo: 15 participantes. Boletería: Corporación Colombiana de Teatro

Una lucha muy desigual

La imagen que tengo es que siempre los gobiernos colombianos han visto con una cierta dejadez, con cierta desidia, los movimientos artísticos, sobre todo el teatro. Usted que lleva prácticamente toda su vida dedicada a eso ¿cómo lo ve? ¿Si es así o solo es una mala impresión mía?

“Pues es desigual, digamos que es desigual. Ha habido momentos importantes. Cuando se creó IDARTES, por ejemplo. Ha habido programas importantes, eventualmente, como el programa CREA que alguna vez hizo el Ministerio de Cultura, pero en general es desigual.

“Depende mucho, siempre, del gobierno de turno. Ha sido difícil porque aquí casi todo se redujo a la economía naranja. Ahora hay una nueva ministra que acaba de posicionarse, estamos en conversaciones con ella y bueno hasta el momento ha tenido bastante buena escucha con la gente de teatro.

“Pero, en general, la gente de teatro a veces se previene mucho porque somos un movimiento crítico, pero importantísimo. El teatro en una ciudad habla de esa ciudad; o sea: dime cómo respetas el teatro y te diré cómo es tu ciudad.

“Es muy importante lo que está pasando porque no solo el teatro ayuda a la cohesión social, sino que también trabaja en la sensibilidad de los espectadores y de los propios actores.

“Estos momentos tan duros, como la pandemia, yo creo que solo se han podido sobrellevar gracias por un lado a la solidaridad, pero otro también al arte.

“Las redes se han llenado de arte. Ha sido muy importante y los artistas han sido muy generosos. Ponen sus poemas, sus canciones y también muchos experimentos digitales interesantes.

“Yo creo que se está fundando un nuevo género que no es ni cine ni es teatro, pero que es como otro género, porque tampoco es una telenovela. Entonces, es muy interesante.”

Obra: Al Compás de mi Gato. Grupo: Jabru Teatro de Títeres. País: Colombia. Sala: Teatro Taller de Colombia. Hora: 6:00 p.m. Duración: 45 minutos. Boletería: Corporación Colombiana de Teatro

Un nuevo terreno por descubrir

Pero ¿se puede vivir de los medios digitales? Porque generalmente la gente lo ve como si eso fuera un producto gratuito que se encuentra en YouTube, o en diferentes plataformas, pero siempre gratuito. O sea, la gente no está acostumbrada a pagar digitalmente por ver una película o ver una obra.

“Pues se está acostumbrando, porque, por ejemplo, la gente tiene Netflix y hay que pagar por todos esos servicios. Por eso este Festival de Mujeres por la Paz es anfibio. Digamos, son 100 funciones: 50 funciones digitales, 50 funciones presenciales. Estamos tanteando el terreno hasta ahora…”

¿Y la gente le está respondiendo?

“Sí, la gente está respondiendo muy bien.”

¿Se está pudiendo vivir de esas plataformas? ¿Es rentable?

“Claro que no, no, no. El hecho de que esté funcionando bien, que se esté conectando la gente no significa que… Nosotros estamos cobrando $20.000 pesos para ver 50 funciones digitales. Entonces, usted comprenderá que el dinero que entre, como los dineros de la taquilla, no alcanzan a pagar los costos de los actores, de las salas, etc. Ningún teatro en el mundo vive de la taquilla. Nosotros no vivimos del teatro vivimos para el teatro, que es diferente.”

Volviendo al tema de la ayuda estatal, hablando no solamente de este gobierno sino de todos y de la historia de Colombia, generalmente los apoyos al teatro han sido personalísimos, han sido comportamientos de gustos personales, porque no hay una política de estado, ¿o sí la hay?

“Si hay una política de estado, pero es muy errática, cada gobierno hace sus propias políticas. No es un programa que sea consolidado como el de las salas concertadas. Llega el otro gobierno y lo cambia y se le vuelve un problema de gustos y no un problema de estado. Si ha sido difícil, pero ha habido unas épocas mejores que otras.

“No se puede absolutizar de ninguna manera porque ha habido momentos interesantes. En Bogotá un momento interesante fue cuando se creó IDARTES, una institución especializada en el arte y los artistas en Bogotá, esto es muy importante. Estamos también luchando porque en el Ministerio de Cultura se cree un espacio específico para el arte y los artistas; o sea, que no se revuelva todo.

“IDARTES, por ejemplo, como le decía, fue una iniciativa de la gente de teatro aquí en Bogotá, pero fue escuchada institucionalmente y se creó ese instituto para las artes.”

Taller: Teatro y Género Taller de Kathakali. Maestra: Eugenia Cano. País: México. Fechas: 11 y 12 de agosto. Lugar: Plataforma Zoom. Hora: 8:00 p.m. a 10:30 p.m. (Hora colombiana). Duración: 10 horas. Cupo: 15 participantes. Boletería: Corporación Colombiana de Teatro

Obras son amores y no buenas razones

Ya, ¿que depende de la alcaldía?

“Depende de la alcaldía, por supuesto. Pero, obviamente, así haya funcionarios honrados que amen el teatro, si la asignación presupuestal, desde el gobierno, desde el Ministerio de Hacienda, es muy pequeña pues es muy difícil poder cumplir sus objetivos. La UNESCO dice que el estado debería dedicar por lo menos el 2% del presupuesto a la cultura y aquí es como del 0,007%, una cosa así es bajísimo.

“Entonces, eso también hace las cosas muy difíciles. De todas maneras, sobrevivir para un artista en Colombia no es fácil, pero nosotros en realidad no nos quejamos porque más que sobrevivir, en nosotros es más importante el privilegio de crear.

“Y nosotros le decimos al gobierno, no estamos pidiendo puestos, ni estamos pidiendo limosna. Estamos ofreciendo el trabajo que hacemos, o sea las obras de teatro, los talleres, los seminarios, los encuentros; eso es lo que estamos haciendo.”

Obra: Fin. Grupo: La Congregación Teatro. País: Colombia. Sala: Teatro La Candelaria. Hora: 8:00 p.m. Duración: 60 minutos. Boletería: Corporación Colombiana de Teatro

Censura, censura, no. Pero encubierta, sí

¿Las posiciones ideológicas de denuncia social influyen mucho en los apoyos, determinan mucho la cantidad o no de apoyos que recibe el teatro?

“Pues nosotros no podríamos decir que hay una censura abierta contra el teatro porque, digamos, no es así. Pero hay una censura encubierta. La dificultad, a veces, para algunos grupos en recibir apoyos es difícil, es difícil.

“En todo caso, en esta pandemia, ha sido muy difícil. Por eso tenemos esperanzas en esta nueva ministra que se puede abrir un diálogo. Hasta ahora ha dado muy buenas señales.

“Tenemos un diálogo muy fluido con el Instituto de las Artes de Bogotá, con Catalina Valencia. Pero ellos, ni el ministerio ni el instituto, tienen los recursos suficientes asignados por el presupuesto.

“Pero bueno, a pesar de esas cosas difíciles, hay un montón de estrenos, un montón de festivales, un montón de eventos teatrales muy importantes.

“Estamos trabajando y abriendo las alas del teatro. Uno de esos ejemplos es el Festival de Mujeres en Escena por la Paz que estamos realizando, que termina el 15 de agosto.

Es un presente inmediato que tenemos: son 100 funciones, 50 digitales y presenciales es un trabajo muy importante. Todas las salas están llenas de público. También los talleres, los encuentros, los seminarios.

Taller: Arte Mujer. Maestra: Carol Osorio – Taller Rojinegro. País: Colombia. Fechas: 12, 13, 14 y 15 de agosto. Lugar: Auditorio Plaza La Concordia. Hora: 9:30 a.m. a 12:00 m. Duración: 10 horas. Cupo: 15 participantes. Boletería: Corporación Colombiana de Teatro

Treinta años trabajando por la paz

Lleva 30 años sacando este Festival de Mujeres en Escena por la Paz…

“Sí, 30 consecutivos. Siempre se ha llamado así.”

Y, ¿cuánto de eso se ha visto reflejado realmente en la escena social del país, en la consecución de la paz? ¿Realmente se ve algo o la lucha es muy desigual?

“Pues nosotros inclusive fuimos a La Habana, cuando los acuerdos para que se incluyera la dimensión cultural de la paz en los acuerdos. Se lograron cosas. No las suficientes.

“Es que la cultura a veces se piensa que es como un adorno, algo de lo que se puede prescindir, pero se lograron cosas.

“Lo que pasa es que la paz tiene muchas dificultades para ser alcanzada. No hay una voluntad gubernamental importante para implementar la paz.

“En asuntos fundamentales, incluso, pues, como sabemos, a muchos de los que firmaron la paz los están matando. Eso es una tragedia en este país.”

Toda la boletería, tanto presencial como virtual, la pueden conseguir en el siguiente link:

Corporación Colombiana de Teatro

También puede leer:

oluribe@gmail.com | + posts

Soy un periodista de ideas modernas y principios antiguos. Profeso los mismos ideales del portal como padre putativo que soy del mismo. En consecuencia creo firmemente en la necesidad de una prensa libre, de una fuente de información confiable y con criterio.

Con esta creencia que nos ha acompañado por largos años hemos intentando crear en nuestros lectores el espíritu de una sociedad informada, libre de manipulaciones políticas, con opinión independiente y crítica de su entorno, de sus dirigentes y de los males endémicos que la aquejan.

Suscríbase
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Guillermo Realphe F.
Guillermo Realphe F.
5 meses de publicado

Lo mejor del Teatro en Colombia. La Candelaria.