La Vita Davanti a Sé / La Vida Ante Sí

Comparte y dale Like

Dirigida por Edoardo Ponti, hijo de la gran actriz Sofía Villani Scicolone, más conocida como Sofía Loren y Carlo Ponti, productor de cine Italiano.

Edoardo hizo una adaptación del libro “La Vie Devant Soi” del autor frances: Roman Gary. Ya en 1977  se había hecho otra película basada en el mismo libro, que se llamó Madama Rosa y que hizo a su director Moshe Mizrahi merecedor al premio Oscar de la Academia en la categoría de mejor película extranjera.

Si hay algo que distingue a los italianos en el mundo entero, y en general a su cultura, es la importancia que tiene la Mamma en la dinámica no solo de la familia, sino de la comunidad entera.

Más que una figura, es un concepto; una manera de vivir y existir que permea todos los espacios y que se ve reflejado tanto en la cotidianidad como en las expresiones artísticas más variadas.

Sofía Loren, en un fotograma de La Vida Ante Sí. 86 años, 100 películas y mucha guerra todavía por dar.

El orgullo de trabajar con su “mamma” de 86 años

Ponti en entrevistas para los medios italianos y extranjeros ha dicho que, aunque esta no ha sido la primera vez que trabaja y dirige a su mamma en un proyecto fílmico, si es la primera vez que se siente tan feliz y orgulloso que a sus 86 años, la gran Sofía, todavía tenga la disciplina y la pasión de actuar y dejarse dirigir por su figliolo.

Países como Italia llevan enfrentando el tema de la inmigración, en particular aquella masiva y procedente principalmente de Africa, desde hace muchos años. Son incontables los casos que se escuchan en las noticias de embarcaciones que naufragan en el mar Adriático, cegándole la vida a cientos de hombres, mujeres y niños, que en busca de una vida digna, arriesgan todo para perder hasta la vida en su intento fallido por llegar a puerto seguro.

Esta cinta cuenta la historia entre dos seres humanos a quienes en principio todo los debería separar pues pertenecen a una edad, cultura, idioma, raza, religión, opuestas. Sin embargo,  aquí se cumple el viejo adagio de que los opuestos se atraen y no solo eso, sino que en el fondo llevan a cuesta dolores que los hacen más parecidos de lo que ellos mismos quisieran.

Una historia conmovedora de inmigración, racismo, prostitución

Sofía Loren, en una entrevista para la prensa italiana, ha dicho que la historia desde el inicio la conmovió y le recordó a sus años de juventud en su amada Napoli, en donde desde pequeña vio como tenían que luchar las mujeres a quienes la guerra las había dejado viudas y aún así tenían que cuidar de sus hijos y, a veces, como en esta historia, de los hijos del vecino.

Pero la historia es mucho más que eso; no solo nos hace reflexionar sobre el tema de la inmigración, el racismo, la prostitución, etc., sino que también de una manera magistral, nos deja entrever aquello que la vida de un par de personajes representa para la comunidad y cómo, de allí, se derivan problemas más de fondo, como el trafico de drogas, la corrupción, la vejez, la soledad de quienes sobreviven a una pérdida e incluso a algo más dramático como el propio holocausto.

Nuestros espacios de vida, nuestras propias comunidades se ven enriquecidas cuando acogemos a quienes por cosas de la vida o de la propia naturaleza, son diferentes a nosotros.

Una película para reflexionar sobre el tema de la inmigración, el racismo, la prostitución y todo tipo de exclusiones y conductas antisociales, recuperando la solidaridad entre los pueblos sin importar diferencias y rescatando lo mejor del ser humano.

La fortaleza de ponerse en los zapatos de otros

Nos fortalecemos como seres humanos cuando nos ponemos en los zapatos del otro y los escuchamos, sin juicios a priori, sino con el puro interés de conocer su historia. Podemos entender o no, sus razones, compartir o no sus creencias, pero negarnos a dar y recibir amor es una terquedad imperdonable.

La cinta es un homenaje de Ponti a su mamma y grande actriz Sofía Loren. Está llena de escenas que solo la genialidad de un director italiano como Ponti, puede recrear con tanta belleza.

Me recordó, y después vi que así lo había querido Ponti, a una de mis películas favoritas de todos los tiempos: Una Giornatta Particolare, del gran director Ettore Scola.

Durante la cinta Sofía, habla en dialecto Napolitano y dice frases como estas, que a Sofía le recuerdan a su propia mamma, pues las repetía constantemente: “Quando non ci credi piu, e quando sucedono le cose piu belli” (Cuando ya no creemos en nada mas, es cuando suceden las cosas mas bellas).

100 películas, 86 años y más guerra que dar

Con esta cinta, la Loren, completa casi 100 películas y demuestra, a su edad, que aún tiene mucho que dar como actriz. Ha dicho que espera llegar a eso y más.

Con la voz entrecortada, y notoriamente conmovida, Sofía también declara que, para ella, la cinta ha sido un homenaje a su mamma con quien, no siempre tuvo la mejor relación, pero que, ahora como adulta y a su edad, entiende que todos sus sacrificios fueron por amor a sus hijos.

Es fácil de ver, entretenida, con una buena fotografía y con un ritmo que atrapa la atención de inicio a fin. La puede ver en Netflix.

Por último, aunque solo se escucha al final cuando están pasando los créditos, debo decir que me sorprendió gratamente escuchar la bellísima voz de Laura Pausini interpretando una canción que cierra con broche de oro este film.

Se trata de: Io si! Nessuno ti vede: Io si” “Nessuno ti credi: Io si” .No deje de escucharla, le termina de dar sentido a esta historia, la de los invisibles, los que por decisión o exclusión, no queremos o no podemos ver.

También puede leer.

clarospi@yahoo.com | + posts

Abogada de la Universidad del Rosario; prefiere identificarse como ciudadana del mundo. Vivió siete años en Italia y desde allí recorrió todo el viejo continente. Hoy vive en los Ángeles, California. Experta en temas de inmigración, traductora de documentos legales e interprete oficial.

Pero su verdadera pasión es el cine. Fácilmente es de las que sale de una sala y se mete a continuación en otra. En consecuencia puede mirar una o dos películas diarias, pero lo cierto es que la semana no termina hasta que no haya disfrutado varias veces de su pasión preferida.

Tampoco gusta de ver el séptimo arte en la comodidad de su casa. Disfruta del ritual de hacer fila para entrar a un teatro de pantalla grande, sonido envolvente, cómodas butacas abullonadas y crispetas con gaseosa en el brazo del asiento.

Suscríbase
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Guillermo Realphe Forero
Guillermo Realphe Forero
1 año de publicado

Yo le admiro y respeto a Sofía Loren, más de 100 películas y un solo matrimonio, en toda su vida. Digno de admirar, en ese medio