La historia de Américo, un artista muy especial

Comparte y dale Like
Por Daniel Barrios

Hijo de dos destacados profesionales de la Universidad de los Andes, Américo es un venezolano nacido en Mérida, de cuarenta años, con Síndrome de Down diagnosticado en Caracas, a quién le gusta realizar trabajos artísticos utilizando diferentes materiales y alternativas: acrílico, acuarela, marcadores, pintura de caucho, pincel entre otros materiales.

Américo habla muy poco, sin embargo, es muy especial gracias a su talento, además que fue uno de los primeros alumnos de Amepane (la Asociación Merideña de Padres y Amigos de Niños Excepcionales).

En 1996, Américo, a los 16 años, conoció a María Elena Rabago con quien comienza a estudiar dibujo y pintura. Al principio le gustaba dibujar con lapicero, pero con el pasar del tiempo se fue adaptando a usar otras opciones de materiales. 

Para María ha sido una experiencia muy especial el poder trabajar y conocer a Américo. Como también lo fue para él, siendo una oportunidad en donde han podido aprender ambos.

Para María Elena, este chico fue un reto, ya que no tenía experiencia ni se había especializado en enseñanza de personas con necesidades educativas especiales, sencillamente decidió darle clases porque su trabajo es estupendo.

De aficionado a profesional

Con mucha armonía y respeto se fueron adaptando el uno al otro, él aceptó que ella es su profesora de dibujo y pintura, por su parte ella se adaptó a su ritmo, que transcurre más lentamente; también fue conociendo y respetando sus gustos e incluso realizaron un mural en la pared de la habitación de Américo.

Todo comenzó cuando su hermana pintó su habitación, evidentemente a él también le dieron ganas de pintar la suya: el original de este proyecto fue realizado en una hoja tamaño oficio y María Elena lo amplió al tamaño de la pared (3,12 de largo x 2,22 de alto) con el método de cuadrícula, por lo tanto el dibujo fue reproducido con total exactitud.

En el transcurso de cuatro meses Américo y María Elena pintaron el mural, utilizaron pintura de caucho, acrílicos, pinceles para óleo y pequeñas brochas.    

María Elena percibía que Américo es más que un buen manualista, tiene talento y creatividad y mucha facilidad para aprender las técnicas.

También manifiesta mucha inteligencia para el comportamiento social, mucha más inclusive que personas consideradas “normales”.

En el año 2001 surgió la posibilidad de que Américo concurriera al taller de color que dictaba el profesor Luis Fernando Matheus para alumnos de la entonces Escuela de Arte de la Universidad de los Andes de Mérida. Alumno y profesora realizaron juntos  el taller, ella serviría de apoyo, ya que María lleva tiempo conociendo a Américo. Posteriormente, el joven se reunió con el profesor en varias oportunidades en algunas sesiones de trabajo.

Esta actividad le permitió crear una identidad y un espacio personal, cosa que para una persona con su condición resulta bastante difícil: “mi alumno no habla claramente ni puede salir solo, ni lee ni escribe. Pero nada de esto le ha impedido aprender muchas cosas interesantes y complejas, ni le impide tampoco expresarse a través del trabajo plástico.” Expresa María Elena.

A la derecha de la fotografía está María Elena Rabago, su profesora de arte. Ambos han aprendido de cada uno. Él aceptó que ella es su profesora de dibujo y pintura, por su parte ella se adaptó a su ritmo, que transcurre más lentamente.

El arte como medio de expresión personal

Dentro de la vida del ser humano, se pueden encontrar varios aspectos que le componen para poder desarrollarse cognitivamente.

Uno de esos es el dibujo que  permite comunicar sobre el mundo que le rodea, se trata simultáneamente de asumir el dibujo como un medio de expresión válida, privilegiada por el niño a través del cual nos hace partícipes de su  emotividad.

En la medida que crece, se va desplazando y adaptando a otras alternativas de expresión, como lo son principalmente la escritura, además de la pintura y otras formas de las artes plásticas.

También son muy importantes los diferentes tipos de lenguaje para que el ser humano se pueda comunicar tanto en lo escrito como lo corporal, siendo la escritura un medio de comunicación donde las ideas transcienden en el tiempo por lo que es necesario el dominio de las complicadas leyes de lo escrito.

Por su parte el lenguaje corporal es más natural, empleado como modo de expresión siendo algo más adaptable a cualquier momento que se nos presente.

Américo ha viajado extensamente dentro y fuera de Venezuela en compañía de su familia. Han sido sus números viajes los que han servido de inspiración para la serie cartografías.

A partir del 2005 comienza a participar en exposiciones colectivas, tanto adentro como afuera de Venezuela su primera exposición individual tiene lugar en el 2009 en la Galería Guernica (Mérida, Venezuela).

En el año 2010 la editorial fundación Polar publicó el libro  “Américo y su pincel”, donde se relata y estudia su proceso creativo a través de la pintura.

El libro está ampliamente ilustrado, la versión electrónica fue publicada por el Vicerrectorado Académico de la Universidad de los Andes (2016) y colocada en la red por Biblioteca Empresas Polar de la Fundación Polar (2018) También está disponible para ser descargada a través de la página web www.americomorales.net 

Su trabajo ha sido de reseña en Venezuela, en numerosos medios de comunicación como: Frontera, Pico Bolívar, Magazine Español y en las revistas Claro, Bienestar, Conciencia y Diálogo. La obra de Américo también ha sido inspiración en los diversos campos. La especialista Denise Jacobs lo ha reseñado como ejemplo de expresión creativa.

Al igual que  Américo, su mamá también ha participado en el ámbito artístico, ya que  ha realizado trabajos fotográficos y trabajos audiovisuales; de la  misma forma su hermana. 

Américo es un ser humano muy especial que ha logrado desarrollarse muy bien dentro del ámbito artístico.

Siendo un ser excepcional demuestra que se ha dado a conocer en el mundo haciendo actividades que expresan su talento con el apoyo incondicional de su madre María Luz Salas, su padre, su hermana, su profesora de pintura y numerosos profesionales a lo largo de su vida.

@americopintor
www.americomorales.net

También puede leer:

danielbarriospotter@gmail.com | + posts

Publicista, modelo, viajero y soñador sin límites. De herencia aventurera. Siempre agradecido con la vida y las personas que lo han apoyado y ayudado a lograr todo lo que se propone.

Los obstáculos no existen, más bien son retos que está dispuesto a enfrentar y el Síndrome de Asperger es solo uno de ellos. Siendo, en estos momentos, el único modelo con Autismo en Venezuela. Incansable, polifacético y listo para vivir más aventuras. Este es Daniel Barrios, sin límites.

Suscríbase
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Guillermo Realphe F.
Guillermo Realphe F.
5 meses de publicado

Que ejemplo tan grande