James Bond lleva seis décadas en los cines. Pero con “No Time to Die”, que pone fin a la carrera de Daniel Craig, ¿hacia dónde se dirigirá la franquicia?

Comparte y dale Like

Concebido en los años 50 y llevado al cine por primera vez en 1962, James Bond es en muchos sentidos una reliquia del pasado.

Bond, una visión de la fantasía masculina blanca de la Guerra Fría, ha tenido que evolucionar a lo largo de las seis décadas de la franquicia, más allá del sexismo y el racismo que marcaron los influyentes primeros capítulos del personaje.

Ahora, con el estreno de No Time to Die y el fin de la era de Daniel Craig, la serie se encuentra en una encrucijada. ¿Quién interpretará al próximo Bond? Pero, lo que es más importante, ¿qué es James Bond en el futuro?

En el podcast de The Atlantic The Review, los redactores Sophie Gilbert, David Sims y Shirley Li hablan de No Time to Die y de los Bond del futuro y del pasado.

El trío también comparte quién quieren que sea el próximo Bond, por qué Q es el rey Bond infravalorado por Shirley y por qué David considera que la franquicia Bond es “la más influyente de las películas de acción que se han hecho”.

La siguiente transcripción contiene spoilers de “Sin tiempo para Morir”. Ha sido editada para que sea más larga y clara.

Sophie Gilbert: Esta película estaba prevista originalmente para un estreno en noviembre de 2019, y ha sido anunciada como la salvadora de los cines después de la pandemia. ¿Qué significa, que Bond es tan grande como franquicia que es el personaje que puede salvar el cine por sí solo?

David Sims: A pesar de que la taquilla ha repuntado y la gente va a ver películas, la mayoría son películas que atraen a los hombres jóvenes. Ese ha sido el grupo demográfico que ha vuelto primero. Y me gusta ver las películas de superhéroes, pero Bond siempre ha atraído a todos los grupos demográficos. Hay una especie de atractivo generacional eterno para este personaje de casi 60 años.

Shirley Li: Nos hemos acostumbrado a lo que hace que una película Bond sea una película Bond. Estaba escuchando a uno de los guionistas [de la película] hablar sobre [cómo] puedes hacer que un hombre entre y mire un coche. Y en cualquier otra película, ese no sería un momento que haría vibrar al público. Pero en una película de Bond, se da el pistoletazo de salida con la música y: este no es un hombre cualquiera, este no es un auto cualquiera Puedes conseguir una reacción segura del público, y creo que eso lo dice todo sobre lo que significa Bond.

Sims: Una marca eterna.

Gilbert: ¿Qué esperabas de esta película?

Li: Estaba muy nerviosa al ver esta película de Bond, porque me han encantado las películas de Daniel Craig. La anunciaron como el canto del cisne, así que quería que fuera emocionalmente satisfactoria. Y quería todo lo que [siempre] quiero de una película de Bond: que se sienta clásica, que sea hábil, que sea trágica y que se sienta grande. Y lo ha conseguido en todos los frentes. Tengo mis pequeñas objeciones, pero me pareció una película de prestigio.

Gilbert: Lo que no sabía que quería de ella hasta que la recibí fue un cierto nivel de cursilería. Soy un millennial mayor, así que crecí con las películas de Bond de Roger Moore. El tipo de ridiculez de esas películas siempre ha sido el sello distintivo de Bond para mí. Y aunque me ha encantado la serie de Craig -los arcos emocionales, el desarrollo de Bond y la complicación del personaje-, han sido bastante serias. Skyfall, especialmente, era bastante sombrío. Y en Spectre, todos parecían deprimidos.

Así que lo que me encantó de “Sin Tiempo para Morir” es que volvió a parecer divertida. ¡Y una tontería! Hay una gigantesca guarida del mal en medio del océano. Hay esbirros, y tramas estúpidas que no tienen sentido, y gente rara que cosecha cosas con luces de neón. Me gustó mucho que la serie fuera capaz de decir por fin: “Sí, hemos transformado fundamentalmente a este personaje. Pero al mismo tiempo, estamos reconociendo y honrando algunas de las cosas que te hicieron disfrutar de él en primer lugar”.

Sims: Lo que quería de esta película, sobre todo, era un final de Bond satisfactorio para el personaje, algo que nunca ha ocurrido. Todos los actores que han interpretado el papel han salido en su peor película: Diamantes Para la Eternidad, A View to a Kill, Die Another Day… Por lo general, el actor haría una de más. Parecían un poco cansados en el papel y la fórmula parecía un poco necesitada de un repaso. Y eso es lo que parecía Spectre.

Spectre dio la sensación de que se estaban extralimitando con la serialización, que había sido el sello del Bond de Craig. Se extralimitaron con esta evolución del personaje y Craig no parecía muy metido en ella, como dices. Así que todo mi temor [era que] sea otra despedida de un buen actor, pero de una forma un poco floja. Y no creo que sea una película perfecta, [pero] me alegré sobre todo de que pareciera que todo el mundo llegaba a esta con un poco más de entusiasmo para hacer esto un poco más adecuadamente.

Gilbert: Lo que me hace gracia de Bond como personaje, y quizá sea una leyenda, es que Ian Fleming escribió el personaje cuando estaba a punto de casarse con su novia embarazada. Y fue parte de su enloquecimiento porque estaba a punto de regalar su independencia, supongo. Y así, para satisfacer sus impulsos, escribió este personaje de aventuras de lothario.

Sí, era una especie de tipo tranquilo y retraído Y Bond era su ídolo furioso Y Fleming fue bastante franco al decir que Bond no es exactamente simpático

Es una fantasía Pero lo que es tan fascinante que acabas de mencionar..: Es una fantasía que la gente puede disfrutar universalmente Es una especie de fantasía masculina blanca, como lo es Bruce Springsteen. Pero al mismo tiempo, tu madre, David, va a ver esta película. Y mi madre las ve, y todos las disfrutamos. Entonces, ¿qué es lo que tiene este personaje? ¿Qué nos atrae?

Sims: En parte es Daniel Craig. Eso es lo que atrajo a mi madre de nuevo a las películas de James Bond. Obviamente, ha visto las películas de Sean Connery, pero no le interesaba mucho Pierce Brosnan. Pero la visión de Daniel Craig como un actor completo frente al Bond de siempre era muy intrigante, y creo que lo era para mucha gente. Y, obviamente, empezar con Casino Royale ayuda, porque realmente tenemos un punto de partida con este tipo, en lugar de que camine como el James Bond completo que siempre hemos conocido, que es como suelen hacerlo estas películas.

Estas películas suelen tener el temor de que [después de cambiar] el tipo, tienen que hacer que el público se sienta cómodo de que esto sigue siendo Bond. Sigue siendo lo que les gusta. Necesita entrar. Necesita decir su nombre de una manera determinada. Necesita pedir la bebida correcta Y las películas de Craig se burlan un poco de eso, y fue una buena apuesta. El problema es que no sé lo que se hace después, porque sólo se puede tener el choque de eso una vez. No sé cuál puede ser el siguiente reinicio. Supongo que sería no contratar a una persona blanca, pero no sé si eso es lo que harán.

Gilbert: En Gran Bretaña nos encanta apostar sobre quién será el próximo James Bond, y las probabilidades cambian constantemente. El favorito ahora mismo es Tom Hardy, seguido de James Norton, y luego Regé-Jean Page.

Sims: Tengo muchas opiniones sobre las apuestas británicas sobre James Bond. Siempre ponen como favorito a alguien que tiene un perfil muy similar al actual Bond. Tom Hardy sería otro tipo de Daniel Craig; hacer un casting de un tipo más corpulento y duro, con nominaciones al Oscar y con mucha credibilidad, es la jugada de Daniel Craig. Hardy es probablemente un poco mayor para ello en este momento, que es mi conjetura por lo que no lo harán.

A lo largo de Brosnan, Clive Owen siempre fue visto como el próximo Bond. Y luego, para cuando lo hicieron, ya era un poco viejo y pasaron de él. Y todo el tiempo con Daniel Craig, la gente ha pensado: “Bueno, Idris Elba, ahí está tu próximo Bond. Ahí tienes tu actualización para la serie. Y ahora Idris Elba tiene casi 50 años y, de nuevo, ¿se ha perdido el tipo perfecto?

Li: Lo que pasa con Bond, sin embargo, es que es lo suficientemente maleable como para que podamos imaginar todas estas posibilidades diferentes para él frente a las otras franquicias, en las que depende completamente de que una persona continúe, como Tom Cruise [en las películas de Misión Imposible], o depende de que se superen a sí mismas, como la franquicia de Fast and Furious.

Sims: Bueno, mi campaña es para Dev Patel.

Li: Claro que sí.

Creo que tiene el nivel adecuado de fama, en el que es famoso pero no va a sobrecargar exactamente el papel. Tiene la edad adecuada. Es una opción diferente, pero también es muy guapo.

Gilbert: ¿Creéis que hay alguna posibilidad de que sea Lashana Lynch, que interpreta a Nomi en “Sin tiempo para Morir”, la sustituta de 007 tras la retirada de Bond?

Sims: Quizá quieran darle un giro, pero toda la continuidad en torno a Craig parece hecha. Ben Whishaw como Q, Ralph Fiennes como M, Naomi Harris como Moneypenny… Da la sensación de que probablemente van a tener que deshacerse de todo ello porque han matado a James Bond en esta película. Así que sería difícil tener a otra persona entrando en escena, como, “Bueno, yo soy James Bond”. Rompieron la regla no escrita.

Li: Sí, pero Bond siempre ha estado en este universo paralelo de todos modos, donde Spectre es básicamente todo el comunismo, y tienes a Sean Connery poniéndose la cara amarilla en Sólo se vive dos veces. Todo eso parece ahora muy anticuado, pero lo que ha continuado es la forma en que se presenta. Es el aspecto, el carisma. Este tipo es genial e inteligente, pero no es un empollón. Utiliza gadgets. Conduce coches guays. Creo que lo más importante que Hollywood tomó de Bond fue este avatar de la masculinidad, y no se puede hablar de Bond sin hablar de la forma en que las chicas Bond fueron tratadas. Y ese era el reto al que se enfrentaban estas películas.

Gilbert: Y Daniel Craig no ha sido uno de los Bond más mujeriegos, pero hay esa escena en Skyfall que realmente odio con el personaje de Bérénice Marlohe, Sévérine. Bond la sigue hasta un barco, sabiendo que es una víctima del tráfico sexual y que [ha sido] prisionera de un hombre terrible. Se acuesta con ella y al día siguiente le disparan y muere. Eso es una especie de resumen canónico, como: Esto es lo que les pasa a las mujeres en las películas de Bond. No es bueno. No es progresivo. No es agradable. Y creo que las películas recibieron muchas críticas por eso y no han vuelto a cometer ese error.

Li: Y el propio Craig también ha salido a decir que Bond es misógino. Y Cary Joji Fukunaga, el director de “Sin tiempo para Morir”, dijo que el Bond de Sean Connery era “básicamente” un violador.

Gilbert: Pensamos mucho en las películas de Bond y en su influencia. ¿Cuál ha sido esa influencia en Hollywood en general?

Sims: Creo que son las películas de acción más influyentes que se han hecho, especialmente Desde Rusia con Amor y Goldfinger, que son la segunda y la tercera película de Connery, y las dos vertientes de las películas de Bond. Una es realista y realmente un thriller de espionaje con más enfoque en los personajes. La otra es tonta y se divierte mucho con los artilugios y los láseres. Si lo juntamos todo, eso es lo que le gusta a la gente de James Bond. Combinan escenarios de viaje, formas innovadoras de coreografiar peleas, disparos y persecuciones de coches. En cierto modo, marcaron la pauta de cómo Hollywood hacía acción.

Pero después de Connery, las películas de Bond siempre se han puesto al día. La primera película de Moore es “Vive y deja Morir”, que está muy inspirada en las películas de “blaxploitation”. Moonraker fue la respuesta a Star Wars “Sólo para tus Ojos” era como si dijeran: “Vale, a nadie le gustó Moonraker, es demasiado tonta. Volvamos a lo básico”. [Luego tienes a Timothy Dalton, un Bond más oscuro, influenciado por Batman. Luego con Pierce Brosnan, hacen que M le llame dinosaurio sexista, pero básicamente se comporta igual que siempre. Y luego para las películas de Craig, es, “Vamos a hacer un Bond más emocional. Hagamos un Bond con una historia. Hagamos un Bond que realmente se permita ser vulnerable al final de su arco.” Es este constante tira y afloja, y no sé qué le das a la gente después.

Gilbert: Una de las cosas que más me gusta de Casino Royale es la relación entre Bond y Vesper. Es muy sexy. La química entre ellos es increíble: la escena en la que están juntos en la ducha, que parece sucia, pero están completamente vestidos. Ella está traumatizada porque acaba de verle asesinar brutalmente a un hombre. Es simplemente… Son una pareja de pantalla tan fundamentalmente brillante que simplemente echan humo en la pantalla, y creo que eso hizo un poco más difícil aceptar a Madeleine Swann en las películas posteriores como el gran amor de la vida de Bond. Porque tú y yo, y quizás Bond también, no podemos pasar de Vesper.

Sims: Es un poco difícil negarlo. Léa Seydoux es una actriz muy, muy talentosa y atractiva. Lo hace lo mejor que puede, y ella y Craig tienen química, pero es difícil superar a Vesper.

Li: Eva Green es increíble, pero creo que el problema aquí fue Spectre. Su introducción de Léa Seydoux como Madeleine Swann realmente perjudicó al personaje, y eso fue algo de lo que no te pudiste librar. Compara la escena en la que ella conoce a Bond con la escena en la que Vesper conoce a Bond. [Spectre] simplemente tiene esa frialdad. Se supone que el personaje debe ser enigmático, pero al convertirlo en un misterio, no tienes esa química tan intensa desde el principio. Y creo que eso perjudicó mucho la relación.

Sims: El otro problema que tiene Madeleine Swann -y que ya tuvo en Spectre- es que está tan ligada a la trama de la película que muchos de los aspectos de la historia tienen que pasar por ella, al igual que la última vez, cuando era la hija de un villano anterior, el Sr. White. Gran parte de su tiempo en la pantalla se invierte en ese asunto, por lo que resulta un poco agotador.

Gilbert: Hablando de la química, sin embargo, me emocioné más viendo a Q despedirse de Bond.

Li: ¡Sí! Este era uno de mis problemas con esta película.

Gilbert: ¡Oh, di más!

Li: Q es mi rey Bond subestimado.

Sims: ¿Y te refieres a Ben Whishaw como Q específicamente, o al personaje?

Li: Ben Whishaw es maravilloso. Disfruto de su interpretación y creo que optar por un Q más joven es una gran decisión, pero me refiero al personaje de Q. Dejamos la interacción final de Q con Bond cortada, y termina con Q llamándose a sí mismo idiota. Reconozco que esto es una indirecta superficial. Sólo quiero más de Q. (Risas)

Gilbert: (Risas.) Creo que Cary Joji Fukunaga seguirá durmiendo por la noche, si esa es tu crítica.

Sims: Q fue interpretado por Desmond Llewelyn durante un millón de años. Todos sabemos quién era Q. Perduró durante casi todo el camino hasta Brosnan. John Cleese lo tomó durante un breve y desacertado momento, pero no hablemos de eso. Y luego tienes a Ben Whishaw, que está enormemente sobrecualificado para el papel, obviamente. Es un talento británico estratosférico, y es un poco chocante imaginarse a Q como una persona real, y no sólo como alguien que se queda congelado en un laboratorio hasta que James Bond entra en la habitación. Y le dice: “Muy bien, así es como funciona el reloj, tonto”.

Para las nuevas generaciones, Ben Whishaw lo hace maravillosamente bien interpretando a Q, pero para las viejas, Desmond Llewelyn será el mítico Q de todos los tiempos.

Li: Sí, Sean Connery pone los ojos en blanco ante Q, este viejo empollón, y lo siento mucho por Q. Tiene que crear toda esta mierda para este tipo.

Sims: Este niño. Este niño sobrecalificado.

Gilbert: ¡Nunca trae el coche de vuelta! Nunca, nunca, nunca devuelve el coche entero.

Sims: La mejor parte de Q es con Brosnan y el big sub sandwich.

Li: Q siempre es el remate. Y han desarrollado este Q hasta el punto de que hay mucha emoción entre estos dos personajes, y lo sientes. Y luego se llama a sí mismo idiota. Y yo digo: “No, Q, no eres un idiota”. De todos modos, esa es una de mis críticas. El otro no es tan superficial.

Me gustaría que en las futuras películas de Bond se presentaran villanos que no estén tan marcados como para que la deformidad se convierta en villanía. Eso es algo que ciertamente se ha llevado desde las películas originales hasta este punto. Podríamos replantearnos el aspecto de los villanos, de modo que no estén llenos de cicatrices y deformes y lo codifiquemos como algo negativo y bestial.

Sims: Un tropo clásico de Ian Fleming. Le encantaban los villanos con cicatrices. Y recuerdo que Christopher McQuarrie, que dirigió las últimas películas de Misión Imposible, habló en una entrevista sobre uno de sus enfoques para hacer esas películas: va a los creadores de los tráileres y les pregunta qué tipo de imágenes quieren que vendan esta película. Lo introduce en la película y luego hace lo que quiere alrededor de él. Y le dan cosas como la pierna de una mujer saliendo de un coche y un villano con una deformidad facial, cosas así. Es esta taquigrafía que se ha introducido en las películas de espías y que sería bueno dejar atrás.

Li: Y hay taquigrafías en las películas de Bond que ya hemos superado. He mencionado la cara amarilla de “Sólo se Vive Dos Veces”.

Sims: Es una locura. Y es una locura en “Sólo se Vive Dos Veces” porque es racista, pero también… ¿se supone que funciona? ¿Se supone que Sean Connery es plausiblemente japonés? ¿Qué?

Li: Y las películas también han superado el momento en que se obliga a Pussy Galore en Goldfinger, que se supone que es lesbiana, y a la que el libro sostiene que “convierte”. Así que las películas han superado estos horribles tropos del pasado, pero de alguna manera los villanos siguen teniendo deformidades faciales.

Gilbert: Algo nuevo que hizo esta película fue su revelación final de que no sólo Madeleine Swann es el gran amor de la vida de Bond; también es la madre de su hijo. Y me pareció irónico y adecuado que este personaje, que ha maltratado tanto a las mujeres en el pasado, supiera ahora muy fugazmente que tiene una hija. David, tú y yo hemos tenido hijas en los últimos 18 meses, y durante la mayor parte de la película me reí pensando en todas las formas en que mi hija arruinaría la guarida japonesa de Remi Malek.

Sims: Los mejores momentos de la hija son cuando se le cae el juguete y nunca se calla, y ese momento extraño en el que dice: “¿Crees que los mosquitos tienen hermanos?” o lo que sea. Al principio te preguntas si esto va a estar relacionado con la trama, pero luego te das cuenta de que no, de que se trata de un diálogo realista de niños sin sentido.

Lo que me preocupa de dar un hijo a un personaje tan perdurable es que, básicamente, nunca va a gustar tanto a los fans más acérrimos. Porque el personaje tiene que seguir siendo el mismo. Cuando le dieron un hijo a Superman en Superman Returns, tampoco fue popular. Pero el verdadero problema es que, para mí, es una especie de señal de que esto es una sola vez. No vamos a tener otra película de James Bond en la que deje a su hijo en la guardería y diga: “Vale, me voy a Azerbaiyán”. No funcionaría. No me importa el objetivo de todo esto, que es profundizar en este personaje, pero ella es un poco un accesorio de la historia.

Gilbert: El momento en el que me di cuenta de que iba a morir absolutamente al final de esta película fue el momento en el que Rami Malek aplasta el frasco de… Lo siento, ni siquiera hemos llegado a los (suspiros) nanobots…

Li: (Risas.)

Gilbert: … en sus manos que estaban adaptados a su ADN, maldiciendo así a Bond para que nunca pueda tocar o incluso besar al amor de su vida y a su hijo. Ese fue el momento en el que realmente parecía que esto se había acabado, porque no había vuelta atrás. Este huérfano que aparentemente ha anhelado en su corazón una familia, la ha encontrado y se la han arrancado en el espacio de una media hora. Creo que eso le dio un bonito final poético para mí.

Por: Kevin Townsend (este episodio fue producido por Kevin Townsend y editado por A.C. Valdez.)
Traducido de: theatlantic.com

También puede leer:

+ posts

Lo maravilloso de Internet es que, como en ningún otro período de la historia, democratizó el acceso a la información y la cultura. Hoy, cualquiera puede gratuitamente educarse o acceder a una búsqueda ilimitada de conocimiento.

Aquí le traeremos todo tipo de información que circula en la red sobre política, salud, deportes, economía, entretenimiento, ciencia, tecnología y un largo etcétera de temas en todos los renglones del saber.

En una gran proporción vendrá de diferentes medios de comunicación independientes y alternativos de habla inglesa, traducidos por nosotros de una manera libre pero fidedigna.

Respetamos escrupulosamente los derechos de autor, por lo que todas las notas indican fielmente quiénes son sus autores y de dónde fueron tomadas.

Suscríbase
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Guillermo Realphe F.asombra cualquiera con el avan
Guillermo Realphe F.asombra cualquiera con el avan
1 mes de publicado

Ha sido una de las mejores películas de siempre. Pura acción y es un fino entretenimiento para sus públicos