Exfoliantes caseros para una piel sana

Comparte y dale Like

Hay quienes no aprueban la exfoliación, algunos incluso la consideran mala. Lo cierto es que la exfoliación es una proceso natural de la piel; nuestra dermis está constantemente regenerándose y produciendo células y piel nueva.

Cuando nuestras células envejecen y mueren se eliminan de forma natural; lo que hacemos con la exfoliación es facilitar ese proceso. Puede pasar que con la contaminación,  los químicos modernos y esos residuos de piel muerta, se tapen nuestros poros.

Si nuestros poros permanecen obstruidos nuestro cutis no va a poder respirar ni realizar una de las funciones más importantes como es la eliminación de toxinas. Con una exfoliación suave nos aseguramos de destapar los poros y retirar residuos indeseables.

Un masaje Benéfico

Al realizar este proceso de belleza no solo estamos limpiando de excesos nuestra piel; el secreto de una buena exfoliación mecánica (porque también la hay química) es dar un suave masaje relajante que al mismo tiempo va a estimular la circulación en ese órgano que llamamos piel.

Los productos dermatológicos son increíblemente costosos (al menos en Colombia). Las cremas antiarrugas, las aclarantes, reafirmantes, todas ellas requieren una inversión y todos queremos obtener los mejores beneficios de ellas, ¿verdad?

Los poros obstruidos impiden la penetración de esos productos que con tanto esmero compramos; la limpieza y exfoliación ocasional son los pasos más importantes para asegurarnos que estamos absorbiendo todos esos nutrientes.

Cómo exfoliarnos bien

Ya dijimos que el secreto es un buen masaje y debemos enfatizar que sea suave. Lo que queremos es consentir nuestra piel y no lastimarla por emocionarnos y hacerlo muy fuerte. Un masaje rápido o eufórico no va a eliminar más o mejor.

Debemos exfoliarnos con cierta distancia, puede ser cada 15 días a una semana y algunos recomiendan 2 veces a la semana. Yo personalmente recomiendo una vez a la semana – si lo van a hacer 2 veces a la semana hagan 2 tipos de exfoliación diferentes–.

Las personas que sufrimos de acné o descamación constante no vamos a mejorar nuestra situación por realizar el proceso seguido. Cuando nos exfoliamos, estamos a su vez estimulando la regeneración celular y la producción de piel nueva pero también las glándulas sebáceas.

Es decir, si nuestra piel siente que la estamos secando demasiado, para contrarrestar va a producir más grasa y por el contrario podemos exacerbar el acné. Hay muchos exfoliantes en el mercado pero mi preferencia son los ingredientes completamente naturales que están libres de químicos adicionados.   

Exfoliantes de café, coco, harina de arroz, árbol de té, frutas, avena, miel, de todo como en botica.

Recetas de exfoliantes caseros

Lo mejor de los exfoliantes caseros es que podemos encontrar los ingredientes fácilmente; incluso algunos los podemos tener en nuestra cocina ahora mismo. La exfoliación, aunque sea natural, va a darle luminosidad y suavidad hasta dar un aspecto rejuvenecido a la piel.

A continuación están algunas recetas naturales de exfoliantes:

Exfoliante de café y coco (cuerpo)

  • 1 taza de café.
  • ½ taza de aceite de coco.
  • 1 puñado de hojas de menta.
  • 1 cucharada de miel

Esta mezcla alcanza para exfoliar todo nuestro cuerpo. El aceite de coco es súper hidratante y humectante. El café, por su parte, estimula la circulación sanguínea y linfática, reduce estrías y celulitis. La menta tiene propiedades calmantes y relajantes para la piel y la miel con sus propiedades humectantes y antibacterianas es uno de los mejores ingredientes.

Exfoliante de harina de arroz y árbol de té (rostro)

  • 2 cucharadas de harina de arroz.
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té.
  • 1 cucharada de yogur natural.

Si no tienen yogur pueden cambiar un poco la receta adicionando 1 cucharada de miel y un poco de agua o leche de arroz. La harina de arroz aclara y deja tersa la piel. El árbol de té es uno de los agentes antiacné por excelencia, elimina barritos y puntos negros. El yogur, en este caso, va a ser el agente hidratante gracias al ácido láctico que contiene.

Exfoliante de vitamina C y frutas (rostro)

  • 1 pastilla de vitamina C o 1 cucharada de vitamina C en polvo.
  • 3 uvas enteras.
  • 2 fresas

Los serums de vitamina C son la panacea actualmente por que dejan la piel luminosa, radiante y clara; la vitamina C reduce manchas y cicatrices. Las uvas y su Resveratrol son antioxidantes y previenen el envejecimiento prematuro. Las fresas, por su parte, aclaran, previenen el acné y tonifican e hidratan.

Para esta receta vamos a poner todos los ingredientes en un mortero o en un recipiente en el que podamos triturarlos hasta crear una pasta. La masajeamos con cuidado en el rostro y la dejamos unos minutos antes de retirar.

Exfoliante de avena y miel (cuerpo)

  • 1 taza de hojuelas de avena.
  • 2 cucharadas de miel.
  • ¼ taza de aceite de almendras.

El exfoliante de avena y miel es probablemente uno de los más conocido y populares porque es una exfoliación muy suave, ideal para todo tipo de piel. El aceite de almendras suaviza y humecta la piel. La avena hidrata, alivia la irritación y el acné.

Exfoliante de Panela y oliva

  • 1 taza de ralladura de panela.
  • ¼ taza de aceite de oliva.

Una combinación poco usual, llena de beneficios. El aceite de oliva es uno de los mejores humectantes que hay y se utiliza en la cosmética tanto para la piel como para el cabello. La panela en cambio es un cicatrizante excelente además de exfoliante que contribuye en la regeneración de tejidos y es un hidratante excelente que contiene vitamina C.

Recomendaciones    

Una buena exfoliación se hace en 3 pasos para que tenga el mayor efecto.

Paso 1 limpieza

Limpiar muy bien la piel para retirar suciedad y grasa que pueda tener nuestra dermis.

Paso 2 exfoliación

Masajear delicadamente en movimientos circulares y dejar actuar unos minutos antes de retirar. Para enjuagar puede ser con agua tibia o una toalla húmeda, tibia también.

Paso 3 Hidratación 

Este paso es importantísimo, una exfoliación no se debe hacer sin aplicarnos después un gel o crema hidratante. Nuestra piel puede quedar sensible y temporalmente desprotegida después de una exfoliación así que siempre, SIEMPRE tenemos que hidratarla.

También puede leer:

catauribes@gmail.com | + posts

Si tuviera que etiquetarme en una categoría diría que soy creadora artística. Fotógrafa y diseñadora de profesión, periodista y escritora por pasión. Inquieta por naturaleza y amante de todas las expresiones creativas.

Cuando era niña mis padres me dijeron que la herencia que me dejarían seria la educación; los creí tacaños hasta que crecí y me di cuenta que el mayor y generoso legado que pudieron darme (en vida) es el pensamiento crítico.

Suscríbase
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Guillermo Realphe Forero
Guillermo Realphe Forero
1 año de publicado

Los hombres del común, casi nunca o nunca nos esfoliamos!